miércoles, 3 de junio de 2009

FERRARI TESTARROSA 250

Su nuevo propietario lo adquirió en subasta por 9 millones de euros

EL MÁS CARO DEL PLANETA

Con la que está cayendo y todavía hay gente que no conoce la palabra crisis. Algo parecido le sucede al nuevo propietario del flamante Ferrari Testarossa 250, de 1957, que acaba de adquirir el espectacular deportivo por la nada despreciable cifra de 9 millones de euros. Una cantidad que establece un nuevo récord en el mundo de la automoción y que sitúa a la creación de Maranello como el coche más caro de todos los tiempos. La subasta fue organizada por la empresa RM Auctions en la casa de la firma italiana. Hay que destacar que el anterior récord mundial también fue establecido por un auto del cavallino rampante. Ocurrió el año pasado cuando un afortunado amante de la escudería pagó 7.060.000 euros por un 250 GT SWB California Spyder. Un vehículo que durante 20 años había pertenecido al versátil actor estadounidense y ganador de un Óscar, James Coburn. La reciente puja no cumplió las expectativas de la organización que estimaba que el deportivo podía llegar a alcanzar los 12 millones de euros. Finalmente, el comprador, anónimo, se lo adjudicó en cerrada lucha con otros tres compradores. Entre los atributos del 250 TR destaca su largo historial en competición y una restauración impoluta. Entre su historial, cabe reseñar el cuarto puesto que obtuvo su primer propietario en los 1.000 kilómetros de Buenos Aires en 1958. Aunque en un principio la carrocería del coche era de color blanco, el estadounidense Alan Connell lo compró en 1960 y le dio la combinación cromática con la que ha llegado a nuestros días. Dotado de una extraordinaria potencia de 300 caballos alcanzaba los 250 kilómetros por hora. De la factoría de Maranello sólo salieron 22 unidades del deportivo. 19 fueron a parar a manos de clientes privados y cuatro se destinaron a la competición. Su diseño fue obra del carrocero Scaglietti que ha dejado su sello en otros coches emblemáticos de Ferrari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario